Rayos X

Los rayos X son un medio diagnóstico que permite conocer el estado de los huesos, así como detectar cuerpos extraños o de mayor densidad en sitios como los pulmones, músculos y otros tejidos blandos.

¿Qué son los rayos X?

Los rayos X son un tipo de ondas electromagnéticas formadas por radiación, que tienen la capacidad de atravesar los tejidos, y los cuales pueden imprimirse en una placa fotográfica.
Este procedimiento fue descubierto accidentalmente por Wilheim Röntgen en 1895, cuando se dio cuenta que se producían cuando estudiaba los rayos catódicos. Vió que podían atravesar hatos gruesos de papel y metales poco densos. Él tomó la primera radiografía, que fue la de la mano de su esposa. Pronto se dieron cuenta de que este método sería de utilizada en la medicina al permitir observar los huesos.

En la actualidad, en los hospitales, los equipos de radiografía utilizan tubos generadores de rayos X. Aunque los equipos modernos han mejorado y están adaptados para emitir menor radiación, el diagnóstico radiográfico siempre implica un riesgo por la radiación presente, por lo que las recomendaciones generales son que no se utilice muy seguido, y en el caso de las mujeres embarazadas, sólo se use excepcionalmente.

¿Para qué se usan los rayos X?

Los rayos X son absorbidos y desviados de diferentes formas, por lo que, al imprimirse sobre una placa fotográfica, muestra las diferentes densidades de los tejidos. Hay tejidos que son llamados “transparentes a los rayos X”, por lo que aparecen transparentes en las radiografías en zonas negras, mientras que los más densos, como los huesos, aparecen en color blanco, las diferentes densidades de tejido aparecen en tonos grises.
Uno de los principales usos de la radiografía es para diagnosticar los huesos, para observar fracturas, esguinces y torceduras. También permite detectar algunas disminuciones de la densidad ósea en el estudio llamado densitometría, recomendado para el correcto diagnóstico y tratamiento de la osteoporosis.

También permite detectar la presencia de cuerpos extraños en los tejidos blandos, como nódulos, tumores o quistes, y en algunos casos, parásitos.
Cuando se utiliza un medio de contraste, que es un líquido que contienen una sustancia radio opaca, permite revisar la circulación principalmente del intestino y la vejiga y riñones (lo que permite detectar algunas obstrucciones, cuerpos extraños o piedras), así como en las venas y arterias, estudio conocido como angiografía, con lo que pueden detectarse obstrucciones, aneurismas o derrames.

Preparación y precauciones para tomar una radiografía

En general las radiografías de huesos y articulaciones no requieren una preparación especial. En algunos casos se recomendará utilizar un delantal de plomo para proteger algunas partes del cuerpo.

Cuando se realizan angiografías, se requiere que el medio de contraste sea inyectado algunos minutos antes del estudio, para que circule en la zona a estudiarse.

En el caso de estudios del estómago o la vejiga, se requiere la abstención de alimentos o líquidos, respectivamente, hasta 12 horas antes del estudio.

En Diagnostico Medico X Imagen Madero tenemos equipo de vanguardia y personal altamente capacitado para realizar los estudios radiográficos que usted necesite, con la rapidez, seriedad y confiabilidad que nos distingue.

Copyright por DMXIM. Todos los derechos reservados.